Yohumanize, o cómo emprender por amor al Desarrollo Social Empresarial

Yohumanize

Mucho se habla de la mujer emprendedora, pero cuando lees casos de empresas que emergen como Yohumanize, compruebas que lo importante más allá de su género, es que les mueve el corazón y el alma a la hora de dar a conocer su proyecto, enfocado en el Desarrollo Social de las empresas.

Ellas se encargan de recordar a las organizaciones que su huella social es importante. La Huella Social es el conjunto de impactos que genera la actividad de una empresa sobre la sociedad en la que opera, afectando positiva o negativamente a las posibilidades de su desarrollo.

El Desarrollo Social Empresarial, tiene alma y un objetivo

El Desarrollo Social Empresarial es un concepto abstracto hasta que piensas en los resultados. Dejar huella social no es una moda, ni una frase hecha, es una obligación y un derecho que beneficia a todos.

En el caso de la discapacidad intelectual, que nazcan empresas como Yohumanize es una buena noticia, porque se encargan de recordar a las organizaciones la importancia de la integración e inserción de estas personas. Ellas hacen de intermediarias entre la empresa y el empleado para que quede constancia de que se cumple con la Ley General de Discapacidad.

Jesús Vidal en los Goya: «Inclusión, diversidad y visibilidad»

A la hora de emprender nos viene a la mente proyectos relacionados con internet, aplicaciones y cientos de ideas geniales. Pero, que un grupo de mujeres jóvenes apuesten por ayudar, guiar, formar y normalizar la situación de personas con discapacidad es esperanzador.

Todo suma. El cine, las redes sociales, son vehículos extraordinarios para poner el foco en los problemas que sufren para incorporarse al mercado laboral, los jóvenes con alguna discapacidad, y Yohumanize, que aspira a ser un Centro Especial de Empleo, se encargan de normalizar y facilitar a las empresas el que cumplan con la ley y aporten valor con ello a su plantilla.

El mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años. El segundo mejor momento es ahora” – proverbio chino.

Cuando el positivismo es real, las ideas también se hacen realidad

En algunas conferencias hacen hincapié en emprender como una posible salida en un mercado laboral complejo. Pero para poner en marcha una empresa, se necesita además de una ayuda económica, ilusión, formación y creer en lo que vas a iniciar.

El positivismo cuando es real, ayuda a que cualquier obstáculo con el que el emprendedor tropiece no afecte a su ánimo porque tiene confianza y fe en su objetivo: una idea cargada de realismo y esfuerzo que servirá para cambiar la vida de otros.

Para estar en el camino de alcanzar los ODS tenemos que trabajar con los colectivos más vulnerables, su inclusión y adaptación en el mercado laboral, para ello hay que fomentar la subcontratación con Centros Especiales de Empleo. (Yohumanize)

Continuar leyendo aquí.