¿Por qué una startup debe apostar por la RSC?

¿Por qué una startup debe apostar por la RSC?

Si somos sinceros, lo primero que hay en la mente de una startup no es la responsabilidad social corporativa (RSC).  Lo urgente para una empresa que acaba de nacer son los clientes, inversores, nuevos talentos. Sin embargo, lo que no parece una prioridad es un factor que puede impactar positivamente en nuestro negocio. ¿Y si la responsabilidad social implica beneficios?

Si tenemos claro en qué consiste la RSC, una startup debería apostar por ella porque es un valor añadido. Algunos estudios apuntan a que más del 50% de los clientes están dispuestos a pagar un 10% más por los productos o servicios si la empresa está socialmente comprometida.

La práctica de la RSC no sólo permite obtener clientes y generar beneficios, también garantiza la solvencia de la marca. Lo cierto es que las nuevas generaciones de consumidores apuesta por incluir en sus decisiones de compra los valores sociales o ambientales.

Mejorar la imagen y la reputación de una startup gracias a la RSC

La imagen de marca debe ofrecer la mayor fiabilidad posible. En este momento, cuando las personas desconfían de las grandes compañías, contar con una imagen de marca positiva puede ser un incentivo en los negocios.

Si alineamos la marca con las acciones de RSC será más fácil llegar a los clientes potenciales. Ganarse la confianza de los clientes es fácil si mostramos una coherencia entre lo que decimos y hacemos.

Retener empleados y atraer a nuevos gracias a la RSC

Lograr que la plantilla se sienta parte de un proyecto donde el compromiso con el entorno es real, es un logro. A todos nos gusta sentirnos parte de algo que es positivo. Y cumplir con acciones de la mano de la RSC conlleva: compromiso, diversidad, inclusión…, valores que los millennials y la Generación Z tienen como prioridades.

No se trata de contar con una página web donde aparezca que existe un compromiso social, sino de demostrar que se lleva a cabo a través de Centros Especiales de Empleo o de Consultorías como Yohumanize donde te podemos asesorar y hacer un plan RSC a tu medida.

En consecuencia, tener en cuenta la RSC permitirá obtener y retener empleados de calidad e incluso hacer que estén más motivados y comprometidos con el proyecto, lo que además puede mejorar su productividad.

La satisfacción personal de colaborar por un mundo mejor

¿A quien no le gusta llegar al final del día y saber que, dentro de nuestras posibilidades, hemos dejado una huella positiva en los demás? Más allá de que pueda producir ganancias o sea una forma de darse a conocer, sin duda, todos queremos dejar un mundo mejor a los que vienen a las próximas generaciones. Y lo mejor de todo, la RSC no es un gasto, es una oportunidad de mejora para una empresa sin importar que esté comenzando.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.