El pasado sábado, 17 de diciembre, tuvo lugar la comida de empresa de Yohumanize en la que se hicieron varias dinámicas relacionadas con los valores, con la responsabilidad social y con el lema que se eligió para este evento tan familiar: “juntos humanizamos”.

Miles de mensajes bonitos fueron plasmados en una cartulina como agradecimiento a nuestra bonita organización. Mensajes que llegan al corazón y que nos enseña que lo que hacemos en Yohumanize tiene sentido.

Una comida maravillosa con personas maravillosas, donde todos pudimos conocernos mucho mejor. Además, tuvimos la grandísima suerte de poder contar con Laura San Leandro, intérprete de lengua de signos, que estuvo transmitiendo el mensaje de la presentación a nuestros trabajadores sin audición. Fue un placer contar con su ayuda.

Finalmente, queremos concluir con un breve cuento que transmite perfectamente el sentido Yohumanize: «Un antropólogo que estudiaba los hábitos y costumbres de una tribu en África consiguió una buena cantidad de caramelos y los puso en una canasta decorada con cinta y otros adornos, la cual dejó luego debajo de un árbol. Llamó a los niños y les propuso un juego: que cuando él dijese “ahora”, ellos deberían correr hasta el árbol y el primero que llegase a la canasta sería el ganador, y tendría derecho a comerse todos los caramelos él solo.

Los niños fueron colocados en la línea de partida, esperando la señal acordada. Cuando dijo “¡ahora!”, inmediatamente todos los niños se tomaron de las manos y salieron corriendo juntos hacia la canasta. Llegaron juntos, y comenzaron a dividir los caramelos, y sentados en el suelo, los comieron felices.

El antropólogo fue a su encuentro y les preguntó por qué habían ido todos juntos, si sólo uno pudo haber tenido toda la canasta. Entonces, los niños respondieron: “¡Ubuntu! ¿Cómo uno de nosotros podría ser feliz sabiendo que los demás están tristes?”».

En nuestro caso podría ser, más bien, ¿cómo uno de nosotros podría ser feliz sabiendo que hay personas que están sufriendo al ser discriminadas por el motivo que sea? No podemos tolerar eso y debemos aportar nuestro granito de arena para que las cosas cambien y las personas evolucionen.

Si todos nos hiciéramos responsables afectivamente de lo que le pasa a los demás, avanzaríamos como personas y como sociedad.

«Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo» (Mahatma Gandhi).

Sois nuestro mejor regalo.

¡Gracias equipo! ¡Nos vemos el año que viene!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones

Ir al contenido