El miércoles 25 de mayo tuvo lugar el II Foro de Empresas Conscientes en la Cámara de Comercio de Murcia.

Desde Yohumanize queremos, en primer lugar, agradecer a todas las personas que acudieron al evento porque no esperábamos tantos invitados. En segundo lugar, destacar que muchas empresas de la Región de Murcia presentan valores sublimes que ponen en relevancia un compromiso real con la sociedad en la que vivimos.

Una empresa consciente es aquella que tiene un propósito superior, en donde además de la generación de retornos financieros atractivos, tiene la capacidad de crear valor económico, social y ambiental en el largo plazo, mediante planes y acciones intencionadas que hagan a las sociedades más prósperas.

En este post, nos gustaría resumir ideas como la de Consuelo Moreno (de Eversia) que pone en auge la importancia de la responsabilidad social interna enfocada en desarrollar un producto sostenible porque esto, además, permite que obtengamos una ventaja competitiva y eliminemos mayores costes por el hecho de ser responsables.

Guiomar Sánchez (de Bioprocesia) ponía en relevancia la idea que presentaba su empresa, una idea de economía circular, que era que el 63% de la tierra cultivable es utilizada para producir alimentos para animales. Los subproductos del sector agroalimentario son reutilizados para producir una fuente alternativa de proteína sostenible aplicable en alimentación animal.

Isabel Sánchez (de Disfrimur), a su vez, destacaba que la RSC era muy beneficiosa porque, aunque a largo plazo, podía desembocar en un cambio tanto en nuestra empresa como en nuestras ganancias.

Alfonso Chico de Guzmán (de La Junquera), quien apuesta por la agricultura ecológica, contó las iniciativas que estaba llevando a cabo en la explotación agrícola de su familia como, por ejemplo, fomentar la investigación en estudiantes de toda Europa prestando su finca de La Junquera.

Salvador Bernal (de Talasur Group) defendió la importancia de alinear los valores y la cultura de su empresa a la de las personas que trabajan en la misma. Además, nos transmitió un mensaje muy bonito que nos hizo reflexionar. El mensaje de que todos somos iguales y, para ello, nos regaló una nariz de payaso que simbolizaba esta idea.

Toño Santa-Cruz (de Santa-Cruz Arquitectos) habló de su proyecto de innovación y de desarrollo sostenible del territorio, de su huerta, de los recursos naturales y del suelo.

Jose María Florido (de Fundación El Pozo) insistió en la importancia de apoyar al trabajador, sobre todo cuando se encuentra en situaciones difíciles, y de desarrollar proyectos inspiradores que tengan un impacto positivo en la sociedad. Asimismo, enfatizó que los cultivos deben ser productivos pero, sobre todo, deben mejorar el suelo, el agua y la biodiversidad. Acciones llevadas a cabo por su empresa que refuerzan la idea de RSC serían: las donaciones a diferentes entidades sociales mediante diversos concursos, la financiación de operaciones de 100 familiares de primera consanguinidad y de empleados del grupo Fuertes o la contratación prioritaria a los hijos de los empleados que presentaran buenos expedientes para campañas de verano/navidad.

Angélica Pajares (de Pramac) comentó cosas como la importancia de que la RSC radique en los empleados, ya que ellos presentan una propuesta del empleado interno (que permite que este esté a gusto, contento y que la empresa se sienta acorde con los valores de la persona). A nivel externo, hacen donaciones de sangre de sus empleados o el montaje de cuadros eléctricos de los grupos electrógenos de la cárcel Campos Del Río, mediante una escuela-taller donde se remunera su trabajo a las personas. También las formaciones en colegios e institutos (una RSC más enfocada al alumnado). Aportó, incluso, una idea motivadora para aquellas empresas con pocos recursos, puesto que muchas veces pensamos que necesitamos contar con gran capital o grandes inversores pero simplemente con nuestros propios recursos e ideales podemos realizar grandes cambios.

Rosa Cano (de Asociación Columbares) defiende que la RSC no es algo que está de moda sino algo innato, que llevamos en el ADN (aunque también tenga que ver el hecho de que estemos concienciados con la sociedad). Por ello, la empresa que verdaderamente es socialmente responsable también desplaza su política a aquellos lugares donde realiza trabajos fuera del marco legal español.

También comentar aquello que rodea a las empresas por culpa del marketing social en cuanto a la RSC: el postureo. Argumentos como el de Manuel J. Muñoz (de Sucesores Muñoz y Pujante) que destacaba su egoísmo responsable y su tacañería, porque “es más costoso reponer personal que hacer que nuestros trabajadores estén cómodos en nuestra empresa y se queden en ella”, porque “es necesario cuidar los cultivos porque si los destruimos no podremos tener producción en unos años”, porque “es costoso deshacerte constantemente de residuos y productos defectuosos por lo que es mejor no tener ningún residuo”.

Eva Franco (de Hidrogea) destacó la importancia de la comunicación “real”, de la evasión de mentiras en redes, de contar lo que la empresa realmente hace para dar a conocer cuáles son sus valores y expectativas, olvidándonos de la “buena imagen” y concentrándonos en usar las redes sociales como plataformas de difusión de ideas y acciones.

Lisette Borja (de Eurofirms), quien defiende la importancia de la diversidad en una empresa porque genera un impacto enorme que acaba repercutiendo tanto en el equipo como en la organización.

Respecto a Sonia Guirado (consultora de la Fundación Eurofirms) solo tengo palabras de admiración por su maravillosa historia inspiradora “tengo un don” porque, como ella dijo: “a veces aparecen personas con miradas de posibilidad, aceptación y confianza” sin saber que se estaba describiendo a sí misma. Su lección de vida fue increíble y nos demostró a todos que, aunque a veces puedas comenzar desde “un escalón más bajo”, es necesario creer en lo que eres capaz de conseguir. Que una discapacidad puede convertirse en una oportunidad para demostrar quién eres incansablemente. Que hay que rodearse de personas que no vean tus limitaciones sino tus capacidades y que te animen a ser mejor (incluida tu propia familia).

Siempre lo digo: «lo personal traspasa lo profesional» y, en la segunda edición de Empresas Conscientes Región de Murcia, así fue. Sin duda alguna, este II Foro ha sido una experiencia apasionante, fantástica y enriquecedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Últimas publicaciones