Para Yohumanize ha sido un honor aparecer en un periódico nacional como es Prensa Ibérica. Sobre todo si se trata de un tema que a nosotros como empresa nos apasiona: la Responsabilidad Social Corporativa, ese compromiso que tienen las organizaciones con la sociedad. Un compromiso voluntario (de ahí lo de responsabilidad y no obligación), legal, ético y económico.

Y no es cuestión de hacer propaganda de ello como tal, sino que es importante que sepamos identificar qué empresa cree y lucha por el capital humano, que al fin y al cabo siempre es la base de una organización. Porque si nosotros no apostamos por nuestro personal y creamos un clima sano, ¿quién lo va a hacer?

Actualmente y gracias a este tipo de responsabilidad empresarial, las organizaciones llevan a cabo iniciativas que no solo se rigen al mero cumplimiento legislativo y regulatorio sino que presenta un alcance mucho mayor. Una definición más detallada podía ser la que ofrece el Libro Verde de la Unión Europea: “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores. Ser socialmente responsable no significa solamente cumplir plenamente las obligaciones jurídicas, sino también ir más allá de su cumplimiento” (Europea, 2002).

Con un cambio de era, de generación, llegaron nuevas exigencias al mercado laboral. Exigencias que hicieron que la RSC se valorara en nuestra sociedad, eliminando aquellas organizaciones que no quisieron actualizarse con la misma. Al final se trata de que hay una grandísima influencia por parte de los stakeholders (o grupos de interés) y las organizaciones acaban interiorizando conductas que hoy en día ya parecen una obligación, puesto que sufren un gran rechazo por parte de numerosos colectivos de personas del mundo (como es el caso de los productos cosméticos que testan con animales o de las marcas alimenticias que no son «bio», «eco» u orgánicas), pero olvidamos las desventajas de usar como marketing algo que debería formar parte de la ética de tu empresa, que estimula la productividad y la motivación del trabajador y, sobre todo, la cohesión interna de los miembros de la misma.

Si tu política es falsa, ¿crees que ese talento que no comparte los valores y expectativas de tu empresa ni se va a sentir nunca parte de ella puede ser efectivo dentro de tu corporativa? La respuesta es evidente. Por eso insistimos en hacer las cosas desde el corazón y no por mero marketing. Por eso luchamos por una RSC real.

Tan real como los periódicos que se ofrecen a escribir sobre esto, sin costes, solo para buscar un objetivo claro: la concienciación. Así que por nuestra parte solo queda dar las gracias a este maravilloso periódico por dedicar un espacio de su artículo en mencionar a Yohumanize, nuestra pequeña y bonita organización. Gracias por hacernos creer que nuestra labor tiene un sentido y un gran significado a nivel empresarial y periodístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones